martes, agosto 05, 2008

Las ciudades que mueren a la hora de la siesta me caen bien.

No hay comentarios.: